miércoles, 26 de septiembre de 2012

La Profecía Maya -- Editorial Océano



11435

2012 es la última oportunidad de la humanidad para empezar de nuevo
Allan Haddon, especialista en antropología de las religiones y profesor de la Universidad de Oxford, llega a Madrid para impartir una conferencia sobre el final del ciclo del mundo según la cultura maya. La directora del Museo América de Madrid, Letizia Rodríguez Canché, lo recibe y lo presenta al público.  
Entre las noticias del día en Madrid, destaca el calendario de las diversas fiestas que tendrían lugar en diferentes partes del mundo para celebrar el fin del quinto sol maya.
Después de la conferencia Allan y Letizia se dirigen conocer uno de los tesoros más importantes del museo: El Códice Madrid. Letizia saca unas llaves, abre una vitrina y extrae el manuscrito que permanecía en un estado de conservación excepcional. Allan estaba admirando el Códice cuando de pronto entran dos hombres, uno de ellos golpea a Allan y pierde el conocimiento. El otro arrebata a Letizia el códice. Cuando Allan recobra el conocimiento, está tumbado en una camilla al pie de la urna del códice de Madrid, ahora vacía, y lo rodean dos médicos. En ese momento se entera por un agente de que la directora del museo Letizia Rodríguez Caché, tenía una semana de haber fallecido en México y su puesto aún no era ocupado. Allan no comprende quién era entonces la mujer que se hizo pasar por ella y para ¿qué? Lo cierto era que al estar ahí durante el robo, él se ha convertido en sospechoso y no puede regresar a Oxford como había planeado.
La noticia del robo del Códice conmociona a las autoridades y Patricia Moss, agente que forma parte de la Agencia Federal para la Gestión de Emergencias, es designada para el caso. En compañía de su compañero de trabajo Scott Sullivan tendrá que descubrir el misterio y lo único que tiene por ahora son unos asesinatos macabros llevados a cabo en México, el robo de un códice maya en Madrid y la implicación de un profesor experto en temas de religión. Sobre los cinco asesinatos: un abogado canadiense, un médico argentino, un arquitecto estadounidense y un médium francés. Todos eran hombres excepto la profesora, y todos tenían cuarenta y cinco años, un dato en el que sí coincidían. También tenían en común la forma ritual de morir y el día y la hora: todos habían muerto el 21 de noviembre a las ocho de la mañana. Allan, por su parte, intentará descubrir también el caso pues le interesa limpiar su imagen y demostrar que no está implicado en el robo del Códice, en compañía de la bibliotecaria francesa, Clotilde Champollion, experta en lengua maya se dirige a México. Al mismo tiempo que un cazatesoros neolandés tambien está tras el manuscrito.
Allan tendrá que llegar a tiempo para impedir el fin del mundo pronosticado hace siglos. Porque 2012 es la última oportunidad de la humanidad para empezar de nuevo. ¿Lo logrará?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

"Los libros son espejos: sólo se ve en ellos lo que uno ya lleva adentro"

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Mis lecturas De Octubre